fernandobrenes flores
Una noche soñe que cominaba con el Señor sobre la arena de la playa y, a través del firmamento, se dibujaban escenas de mi vida. Para cada escena veía dos juegos de pisadas en la arena, uno ero mío, el otro del Señor. Cuando la última escena de mi vida relució ante mis ojos miré hacia atrás para ver las pisadas en la arena y noté que varias veces, a lo largo del camino de mi vida, había solamente un juego de pisadas. Noté, también, que esto sucedió durante la época más triste de mi vida. Realmente me molesté y pregunté al Señor: "Señor, tú me dijiste que, una vez que hubiera yo decidido seguirte, caminarías a mi lado todo el camino. Pero he notado que, durante la época más difícil de mi vida, hay solamente un juego de pisadas. No comprendo por qué, precisamente cuando más te necesitaba, me has abandonado." El Señor contestó "Mi hijo amado, yo te quiero mucho y nunca, nunca te abandonaría en los tiempos de prueba y de dolor. Cuando tu veías solamente un juego de pisadas, eso significaba que yo te llevaba en mis brazos."

View current weather.

Tribute Video

Memories Timeline

View the Timeline

Guestbook

  1. Para mi querido hermano Fernando Brenes Flores
    “El que cree en Mi aunque este muerto vivira” Juan 11:25
    Carta al cielo
    Querido Fernando:
    Creci sabiendo que aquel nino que papi traia de su mano cuando me visitaba los fines de semana era mi hermano mayor.
    Aprendi a llamarte Fernandillo pues asi te bautizaron nuestras tias, primos y demas familia por parte de nuestro padre.
    Te convertiste en un adolescente cuando yo todavia era una nina.
    Cuando te hiciste mayor de edad te fuiste a Guatemala donde encontraste por companera una mujer fuerte, inteligente y madura, tu esposa Norma con la cual tuviste tus hijos.
    Volviste anos despues a Costa Rica y uno de los primeros hogares que visitaste fue el mio. Todavia recuerdo el adorno en tejido guatemalteco que nos trajiste que decia Dios bendiga mi hogar.
    Desde ese dia de Fernandillo pasaste a ser mi hermano Fernando para mi y el tio Fernando para mis hijos.
    Cuando traslade mi residencia con mi mama y mis hijos para California, fuiste el primero en darnos la bienvenida. Todavia recuerdo la vajilla y los cubiertos y la primera alacena que llenaste el dia que nos visitaste en Moorpark. Venias desde Los Angeles con un televisor a colores y con la sorpresa que no esperabamos. Nos dabas un auto en muy buen estado con su tanque lleno para que yo pudiera mobilizarme y buscar trabajo y estudiar.
    Ese auto no solo me permitio estudiar, trabajar sino tambien recoger a mis hijos en las escuelas y llevarlos los fines de semana a lugares que jamas hubieran podido conocer sin ese valioso medio de transporte que fue tu regalo.
    Luego te trasladaste con tu familia a vivir a Las Vegas. Cuando te visitabamos nos brindabas tu casa y antes de tenerla, llegabas al hotel a las ocho de la manana.
    Todavia recuerdo los toques en la puerta y tus palabras “A levantarse todos, vamos a desayunar”. Nos peleabamos en la caja porque yo queria pagar y no me lo permitias y ambos reiamos junto con mis hijos.
    Cuando me gradue de la universidad, recuerdo lo feliz que te pusiste, sacaste tu dia de trabajo, fuiste el primero en llegar a la ceremonia, uno de los primeros en felicitarme, tu esposa Norma hizo aquel delicioso arroz para toda la familia.
    Cuantos recuerdos bonitos golpean mi mente hoy Fernando!!
    Cuando mi padre envejecio me dijiste, me voy a Costa Rica, quiero cuidar a papa. Ya esta mayor y esa noticia hizo a mi papi muy feliz.
    Como todos los hermanos lo hacen en algun punto de su vida, tuvimos un desacuerdo el cual quisiera hoy que jamas hubiera ocurrido.
    Nos distanciamos por un tiempo pero el dia que nuestro padre murio, nos abrazamos y olvidamos aquellos resentimientos y nos sentamos juntos en la mesa y conversamos mucho despues del funeral de papi.
    Despues de aquel dia 15 de enero del 2011 no te vi mas. Tu te quedaste en Costa Rica y yo me vine a California.
    El miercoles cuando me llamo tu hijo Walter corri hacia el hospital y los doctores dicen que si me escuchaste decirte. Fernando, soy Sonia aqui estoy contigo y aprete tu mano.
    El viernes volvi a repetirtelo.
    El domingo pense volver a ir a visitarte pero ya estabas en un nivel donde no podia verte.
    Emprendiste tu viaje de noche, tu hijo Walter, mi sobrino, me aviso poco despues que habias partido.
    Hoy te digo adios, Fernando, siento paz en mi corazon porque se que estas con mi papi y con Dios y ya no sufres.
    Gracias Fernando por los bellos recuerdos que imprimiste en las mentes mias y de mis hijos. Siempre fuiste su tio favorito, segun me dicen ellos. Perdon por los anos que estuvimos distanciados.
    Gracias por ser sangre de mi sangre.
    Con mucho carino de tu hermana Sonia, que Dios te acoja en su Regazo.

  2. Para mi hermano Fernando Brenes Flores con todo mi carino de su hermana Sonia.

    “Una navidad en el cielo”
    Aunque no estaba en tus planes
    no elegiste tu partida
    Dios extendia sus brazos
    y esperaba tu venida

    En el cielo hay navidad
    hoy probablemente sabes
    cuan linda y distinta es
    en medio de tantos angeles

    Tus hijos extranaran
    en su mesa tu presencia
    pero alla desde donde estas
    diras “no lloren mi ausencia”

    Se que eso no sera facil
    para ellos y tus nietos
    el no festejar unidos
    como siempre lo habian hecho

    Ese era tu proposito
    cuando llegaste hasta aqui
    pero Dios tenia otros planes
    y no pudiste elegir

    Sin siquiera sospecharlo
    Venias a despedirte
    de los tuyos y los mios
    todos pudimos hablarte
    y sabemos que escuchaste
    pero tu viaje seguia
    pues tu navidad seria
    no en tierra de los mortales
    sino en ese bello lugar
    donde te encuentras ahora
    donde Norma, yo o tus hijos
    no te podemos hablar
    pero si desearte paz
    y que tengas regocijo

    Descansa en paz Fernando, siempre viviras en nuestras memorias.

Sign the Guestbook, Light a Candle

Sign the Guestbook